Buscar este blog

viernes, 12 de julio de 2013

Café solo


Los posos del café....

CUARTO CRECIENTE
Diario de León. Jueves 11 de julio de 2013
 
Me despierto intranquilo. Y pienso que es el calor. Abro la prensa digital en el ordenador del cuarto donde guardo los libros y compruebo que Bárcenas sigue en la cárcel.
 
Rajoy todavía no ha dimitido.
 
Cospedal dice que las mentiras no dejan rastro documental.
 
Y los abogados del innombrable, desbordados por las confesiones del tesorero ante Pedro Jota, renuncian a defenderle.
 
Me preparo un café cargado. No le echo azúcar. El calor sigue siendo insoportable. Y en la pantalla del ordenador, el cursor me muestra nuevas informaciones.
 
Bolivia exige disculpas a España por retrasar el avión de Evo Morales en Viena. Un columnista opina que el trato que ha recibido el mandatario latinoamericano ha sido humillante.
 
Edward Snowden, el héroe o el traidor, según quien lo juzgue, continúa en una sala de tránsito del aeropuerto de Moscú. Y los Estados Unidos de Obama amenazan con tomar represalias si algún país se atreve a ofrecerle asilo.
 
Le doy un sorbo al café y veo que hay malas noticias en la sección de Economía, como siempre. El Fondo Monetario Internacional advierte de que no volveremos a crecer hasta el año 2015. Menudo jarro de agua fría.
 
Y sigo. Ángela Merkel no da su brazo a torcer con el déficit. Nos sigue apretando. El ministro Wert, que se ha puesto cabezota, también.
 
El café está demasiado caliente. Demasiado amargo. Y llego a las páginas de Deportes.
 
Valverde y Contador preparan la contrarreloj del Tour de Francia.
 
Villa ficha por el Atlético de Madrid.
 
Callejón se va al Nápoles.
 
Demasiado fútbol, opino. Y leo en los breves que Alonso reclama un Ferrari más rápido, capaz de hacerle ganar tres carreras seguidas. Y que Lorenzo todavía no se ha recuperado de su clavícula rota, pero volverá a correr. Qué jabato.
 
Entonces entro en la sección provincial y me encuentro con la peor noticia de todas, porque es la que nos toca más cerca: La Crónica cierra en León, leo, mientras pienso en lo solos que nos dejan.
 
Y el café se me atraganta.

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Se os va a echar de menos, Diana... Un abrazo.

      Eliminar
  2. La sociedad que pierde información gana en estulticia.(C)Brágimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que algunas cosas sólo las valoramos cuando las perdemos. Gracias por pasarte por aquí, Manuel.

      Eliminar
  3. Aunque se que no es tu propósito, te hace grande este recuerdo a La Crónica. Me alegro mucho de haber compartido profesión contigo y con ellos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas de las mejores personas que conozco trabajan en La Crónica de León. Gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar